World Association of Newspapers and News Publishers


Carta de WAN-IFRA al Presidente Trump, 27 de marzo de 2017

Language switcher

Available in:

Carta de WAN-IFRA al Presidente Trump, 27 de marzo de 2017

Article ID:

20785

Líderes internacionales de medios de comunicación señalaron su profunda preocupación por los persistentes ataques del gobierno estadounidense a la prensa al pedir al presidente Donald Trump que cese sus acusaciones de “falsificación informativa” y su discriminación contra ciertos medios.

Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA)

96 Bis Rue Beaubourg

75003 París,

Francia

 


27 de marzo de 2017 


Su Excelencia Donald Trump

Presidente de los Estados Unidos de América

La Casa Blanca

1600 Pennsylvania Avenue NW

Washington, DC 20500 


Para la atención del Presidente de los Estados Unidos de América

 

Estimado Sr Presidente,

Le escribimos en nombre de la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA) y el Foro Mundial de Editores (WEF), para expresar nuestra profunda preocupación por sus recientes comentarios y por cómo su administración apunta a los medios de comunicación. Junto con la exclusión de medios críticos de una reciente conferencia de prensa en la Casa Blanca, tememos que el clima general de libertad de los medios, que está siendo promovido por su presidencia, ponga seriamente en peligro la capacidad de tener una prensa libre y del rendimiento de cuentas del poder en Estados Unidos.

Sr Presidente, nos consternamos al escuchar, desde que fue electo, sus constantes comentarios menospreciando y apuntando a los medios individuales - pareciera que por la única razón de vengarse personalmente del reportaje crítico sobre usted o sobre su administración.  Le recordamos que el rol de una prensa libre, protegida bajo el Artículo 19 de la 1ª Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América, y del Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y del Convenio Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, es el de someter al gobierno y a las acciones de los funcionarios electos a los mayores estándares de control y responsabilidad.

Resaltamos un comentario en particular, entre otros tantos, que eligió para articular, a través de la plataforma Twitter, las opiniones que luego repitió durante un discurso en la Conferencia  de Acciones Políticas Conservadoras, llevada a cabo el 24 de febrero de 2017:

“¡Los medios de las NOTICIAS FALSAS (los fallidos @nytimes, @NBCNews, @ABC, @CBS, @CNN) no son mis enemigos, son los enemigos de todo el Pueblo Americano!”

Semejante acusación es un daño inmenso en gran cantidad de niveles. En primer lugar, la “falsificación informativa”, mejor denominada “desinformación”, está provocando una crisis en las instituciones profesionales de medios de comunicación alrededor del mundo. Abordar la cuestión de cómo los medios de comunicación profesionales responden al creciente fenómeno, es una de las más altas prioridades para nuestros miembros. Sin embargo, es profundamente inútil ver al Presidente de los Estados Unidos de América alimentando el antagonismo hacia los medios de comunicación, al acusarlos - engañosamente - de publicar "noticias falsas". En realidad, las organizaciones citadas por usted en este tweet en particular adhieren a los más altos estándares profesionales y éticos, y es falso sugerir que contribuyen a la actual epidemia de "noticias falsas”.

Los intentos deliberados de difundir la desinformación demostraron que influyen en los procesos electorales, alteran las políticas y afloran el odio y el resentimiento entre la gente; lo que contribuye a la división de las comunidades. Las causas, así como las respuestas adecuadas requeridas para contrarrestar la desinformación, están siendo analizadas a nivel mundial por las redacciones, particularmente en términos de lo que esto significa para los medios de comunicación profesionales y para la práctica del periodism

Los medios de comunicación encontrarán la respuesta que siga valorizando el trabajo de los periodistas profesionales y que le permita al público filtrar los hechos de ficción. Sin embargo, la diferenciación entre aquellos que aplican tales estándares y las organizaciones, sitios de blogs, comentaristas de redes sociales, etc., que no lo hacen, es parte del desafío central que se enfrenta al abordar la desinformación.

Mientras que, de ninguna manera sugerimos que los medios están, o deberían estar, más allá de las críticas, apuntamos a las formas de reparación y retracción, rigurosamente establecidas, para todos los que se sientan perjudicados por las acciones de las organizaciones medios. Cuando esto fracasa, nuestras sociedades democráticas han establecido un recurso legal para poner limitaciones a la libertad de expresión, de acuerdo con las normas internacionales apropiadas. Los controles y equilibrios proporcionados por un poder judicial independiente y los medios de comunicación independientes son, por tanto, esenciales para el mantenimiento de la correcta intersección entre la aplicación de las leyes y el ejercicio de los derechos en cualquier sociedad política.

A un sistema como el que existe en los Estados Unidos, aspiran muchos otros países, y organizaciones profesionales como WAN-IFRA lo citan con frecuencia como un modelo que da el ejemplo por su intento de fortalecer los marcos alrededor de los medios de comunicación en las regiones más desafiantes del mundo. Estados Unidos es una fuente de inspiración para muchos en todo el mundo, particularmente en lo que respecta a los estándares de gobierno, la aplicación de la ley y las libertades fundamentales que establece la Constitución: por lo tanto, es esencial que Estados Unidos mantenga su alto respeto por estos derechos y que haga todo lo posible para garantizar su protección. De lo contrario, se corre tanto el riesgo de debilitar estos valores para los ciudadanos de Estados Unidos (incluidos los medios de comunicación), así como de inspirar regímenes autoritarios extranjeros para debilitar su compromiso con los valores democráticos.

Señor Presidente, los acontecimientos recientes parecen poner todo esto en peligro. También debemos tomar una firme objeción sobre su acusación de que los medios son el "enemigo del pueblo estadounidense". En un momento en que los periodistas y los medios de comunicación son, cada vez más, objeto de represalias violentas (y, en muchos casos, mortales como resultado del trabajo que hacen), el tono de su comentario es altamente provocativo. En un país profundamente dividido, que enfrenta muchos desafíos en numerosos frentes, la necesidad de una prensa vocal y crítica para actuar como guardián de las libertades esenciales en nombre de la sociedad, parece más urgente que nunca. 

Tenemos la firme convicción de que el Presidente de la democracia líder del mundo debe acoger y fomentar el tipo de autocrítica rigurosa, que un medio libre mantiene, como forma de garantizar los más altos niveles de gobernabilidad posibles. Los medios de comunicación no deben ser vistos como un obstáculo para lograr esto, por lo tanto, lo exhortamos a reconsiderar el lenguaje que utiliza para reflejarlo mejor y para asegurar que los canales de poder permanezcan abiertos y accesibles a todos los medios.

 

WAN-IFRA fue fundada en 1948 por los vestigios de la prensa europea independiente, que reconoció que los medios de comunicación tuvieron, en gran medida, la responsabilidad de proteger los valores democráticos en el continente - en vista del auge del populismo violento y los horrores que trajo durante la Segunda Guerra Mundial. La organización basó sus principios básicos en la noción de que una prensa libre e independiente es la piedra angular de la sociedad democrática y que, sin medios vibrantes, financieramente saludables y valientes, nuestras comunidades estarían nuevamente expuestas al tipo de tiranía y persecución presenciadas en la conducción hacia y durante los años de conflicto, que tanto devastaron el mundo.

La asociación creció rápidamente desde su base inicial, y hoy abarca a unos 18.000 miembros de más de 120 países en todo el mundo. Muchos de nuestros primeros y más resonantes seguidores fueron - y de hecho siguen siendo - de la prensa estadounidense. Los mismos por los que sentimos la necesidad urgente de hablar en su nombre en esta carta.

En este contexto, y dada la urgente necesidad de corregir las actitudes de la actual administración hacia la prensa, lo invitamos a reunirse con nuestros representantes lo más pronto posible para discutir las formas de reconstruir una relación profesional. Creemos firmemente, señor Presidente, en la importancia y en el valor que una prensa crítica y vociferante le aporta a la sociedad democrática; nos gustaría poder convencerlo a usted también.

Atentamente,

 

Lars Munch
Chairman
JP/Politiken Newspapers, Denmark

Matti Kalliokoski
Editorial Page Editor
Helsingin Sanomat, Finland

Zaffar Abbas
Editor

Dawn Newspaper, Pakistan

Erik Bjerager
Editor in Chief and MD
Kristeligt Dagblad, Denmark

David Callaway
Editor Emeritus and CEO theStreet.com, USA

Patrick Daniel      
Deputy CEO
Singapore Press Holdings, Singapore

Michael Cooke
Editor

Toronto Star, Canada

Fatemah Farag
CEO
Welad ElBalad Media, Egypt

Javier Garza
News Editor
Imagen Laguna, Mexico

Lisa MacLeod
Head of Digital

Times Media, South Africa

Toyosi Ogunseye     
Editor

Sunday Punch, Nigeria

Verashni Pillay
Editor in Chief

Huffington Post South Africa
South Africa

Stephen Rae
Editor in Chief
Independent News and Media, Ireland

Marcelo Rech
President
World Editors Forum, Brazil

Bongani Siqoko
Editor
Sunday Times, South Africa

Vladimir Sungorkin
General Director and Chief Editor
Komsomolskaya Pravda, Russia

Chun Wai Wong
CEO
Star Publications, Malaysia

Daniel Dessein
President Adepa
(Argentina Press Association) Regional Vice President
 Inter-American Press Association, Argentina

Mag. Gerald Grünberger
Verbandsgeschäftsführer
VÖZ - Verband Österreichischer Zeitungen, Austria

Jayme Sirotsky
President Emeritus
Grupo RBS, Brazil

Vesa-Pekka Kangaskorpi
President and CEO
Keskisuomalainen Oyj, Finland

Carlos Guyot
Editor in Chief

La Nacion, Argentine

Tomas Brunegård
President
WAN-IFRA, Sweden

Valdo Lehari Jr.
Publisher & CEO
Reutlinger General-Anzeiger  Vice-President European Newspaper Publisher’s Association (ENPA), Vice-President BDZV, Reutlinger General-Anzeiger Verlags-GmbH & Co. KG, Germany

Thomas Lindner     
CEO
FAZ Frankfurter Allgemeine Zeitung, Germany

Kasturi Balaji     
Director
Kasturi & Sons Ltd. Publishers of The Hindu, India

K.N. Shanth Kumar
Director
The Printers (Mysore) Pvt Ltd. Editor, Prajavani, India

Jacob Mathew
Managing Editor & Publisher
Malayala Manorama Company Ltd., India

Pratap G. Pawar
Chairman
Sakaal Media Group, India

Anette Novak

Board Member
World Editors Forum, Sweden

D D Purkayastha
Managing Director & CEO
ABP Pvt. Ltd., India

Rolf Dyrnes Svendsen
Chairman of the Board
NextMedia, Norway

Joseph Opondo Odindo
Editorial Director
The Standard, Kenya

Tore Stangebye
Treasurer
WAN-IFRA, Norway

Eugene Abov
Publisher
Russia Beyond the Headlines (RTBH), Russia

Javier Moll de Miguel President
Prensa Ibérica, Spain

Hans Heinrich Coninx
Board Member
Schweizer Medien - Swiss News Publisher’s Association, Switzerland

Pichai Chuensuksawadi Former Editor-in-Chief
Post Publishing / Former Editor Bangkok Post, Thailand

Donna Barrett
President & CEO
Community Newspaper Holdings, Inc., USA

Michael Golden
1st Vice President
WAN-IFRA / Vice Chairman,     
The New York Times, USA    

Jeanette Gustafsdotter
CEO
Swedish Media Publishers Association, Sweden

Mario Calabresi
Editor in Chief
La Repubblica, Italy

Attachments

Autor

Rodrigo Bonilla's picture

Rodrigo Bonilla

Fecha

2017-03-28 01:09

Datos de contacto